Imprentas y publicaciones de Santoña

A finales del siglo XIX y principios del XX convivían en la villa varios periódicos.

A finales del siglo XIX y principios del XX convivían en Santoña varios periódicos que, en gran medida, reflejaban la vida de la villa en aquellos años. Mantener aquellas publicaciones constituía un enorme esfuerzo, por su costo y escasa tirada, además de la competencia con los periódicos editados en Santander a nivel provincial.

Por aquellos periódicos sabemos de la existencia de las primeras imprentas de la villa. La de Fermín Hernández, en la calle Rentería Reyes, número 1; la de Joselín Hernández García, que a principios del siglo XX estaba en la Plaza de San Antonio (hoy Bar Juncal); la imprenta de Lope Roque, primero en la calle general Salinas, y luego en la calle Manzanedo, frente al bar El Caserío, y la de Meléndez. Ésta fue la primera de Santoña, siendo su fundador Ricardo Meléndez. Estaba en la calle del Aro número 3, y luego, en 1907, pasó a un local de la plaza de Correos (hoy plaza de la Constitución). Posteriormente en otro local de la misma plaza y en la actualidad en un amplio local de la calle de Méndez Núñez, que también tiene una entrada auxiliar, por la citada plaza.

El periódico quincenal ‘El Eco de Santoña’, apareció el 10 de diciembre de 1891, siendo su director y propietario José Bravo. Los primeros números de ‘El Eco de Santoña’ se editaron en Santander, en la imprenta de A. Quesada. El 5 de junio de 1892, con motivo de la inauguración de la primera imprenta de Santoña, la de Ricardo Meléndez, salía a la calle un número extraordinario, siendo el primer papel impreso confeccionado en la localidad.

Luego fue adquirido por Fernando Bravo Moreno y en 1894, dejó de publicarse, volviendo a reaparecer en 1906, debido a que se hizo con él Ricardo Meléndez, pero desapareció definitivamente el 9 de mayo de 1912. El Avisador, ‘Semanario de intereses de Santoña y su comarca’, apareció el 19 de mayo de 1895, siendo su director y propietario Fermín Hernández. Dejó de publicarse en el 9 de agosto de 1910.

Otros periódicos tuvieron una vida efímera, como ‘El parte’ apareció el 24 de abril de 1898, y dejó de publicarse el 1 de mayo del mismo año. Fue impreso por Ricardo Meléndez; ‘El Noticiero Santoñés’, salió en el año 1923 de la imprenta de Lope Roque, siendo su director Francisco Páez y su sede la plaza de San Antonio, número 1.

En una segunda etapa se encargó de la dirección el practicante Federico Martínez. Se cerró en 1924; ‘La Voz Montañesa’ apareció el 5 de marzo de 1915. Estaba impreso en los talleres de José Hernández García. Su final fue el 31 de diciembre de 1915; y ‘El semanario Portus Victoriae’, dirigido por Enrique Steva, se confeccionó en la imprenta de Lope Roque, y contaba con la colaboración del abogado Manolo Ortiz, que acabó siendo su director, redactor y componedor.

No fueron sólo periódicos sino libros y revistas. El libro titulado ‘Santoña Militar’, de Ramiro de Bruna, Coronel de la plaza, fue publicado en 1894, por la imprenta de Ricardo Meléndez, lo mismo que el libro titulado ‘Toros célebres’, obra de José Carralero y Gonzalo Borge, editado en 1908.

La revista ‘Santoña. Mayo-7-1901’, se imprimió en la imprenta de Fermín Hernández. Las fotografías eran de Rogelio González, también de Santoña. Constó de un único número editado como homenaje y en favor de las familias de la tripulación de la trainera ‘Joven Josefita’, que había naufragado falleciendo diez tripulantes. Rosa Cabrera, esposa del pintor santoñés, Lino Casimiro Iborra, escribió un artículo titulado ‘Puerto de Refugio’, para dicha revista

historia imprenta, imprenta, Imprimir libros, técnicas de impresion

Suscríbete a la Newsletter

Carrer Sagunt nº56   
08014 Barcelona

© 2019 LIBERPRINTING. INDIANWEBS DESIGN