La serigrafía, la impresión más artística

La serigrafía es un método de estampación que nos permite transferir imágenes trazadas en una plantilla sobre una malla con tinta, a una superficie. Esta técnica puede presumir de tener miles de años de historia. Aunque no se le atribuye a ningún autor en concreto como la imprenta o la litografia, se reconoce su uso por los egipcios y los chinos, y aún hoy sigue estando a la orden del día. La serigrafía es una de las técnicas de estampación más populares del mundo gracias a su sencillez y economía.

ES SENCILLA: La serigrafía es una técnica fácil. Con unos conceptos básicos puedes conseguir buenos resultados. Eso sí, conforme vayas practicando encontrarás nuevas ideas e irás complicando el proceso.

ES ECONÓMICA: Con unos elementos básicos puedes empezar a estampar en tu propia casa. Los materiales y herramientas de serigrafía no son muy costosos, necesitas: Una pantalla entelada, una racleta, las tintas y un par de productos más. Este es el kit básico para empezar a estampar, el resto de materiales y herramientas son complementarios y se pueden descubrir poco a poco. Además la serigrafía te permite hacer grandes impresiones y muchas copias sin elevar los costes de producción.

ES UN PROCESO TRADICIONAL: A lo largo de los siglos esta técnica se ha ido perfeccionando pero su esencia se sigue conservando. Gracias a esta técnica consigues crear un vínculo directo entre la idea y el resultado final y permite una forma de trabajo independiente.

ES UNA TÉCNICA LLENA DE POSIBILIDADES: Si hay algo bonito que caracteriza  a la serigrafía es que permite que tu creatividad campe a sus anchas. Empezando desde cero, irás descubriendo las múltiples opciones que ofrece. Curioseando por libros, cursos de serigrafía o por Internet encontrarás nuevas ideas que querrás poner en práctica.

¿Para qué se utiliza?

Como ya hemos dicho la serigrafía es un método de estampación y se utiliza para estampar un diseño sobre distintos materiales. Resulta una técnica muy versátil que se puede adaptar a distintas superficies escogiendo la pintura adecuada. Habitualmente la serigrafía se ha utilizado para hacer cartelería, camisetas, telas estampadas o incluso para cerámica, pero los usos se amplían a todo tipo de impresiones: Tarjetería, marquesinas, etiquetas…

Fuente: elinvernaderocreativo

gutenberg, historia imprenta, imprenta, Imprimir libros, serigrafia, técnicas de impresion

Suscríbete a la Newsletter

Carrer Sagunt nº56   
08014 Barcelona

© 2019 LIBERPRINTING. INDIANWEBS DESIGN